30/5/10

El mundo visita Kaisaniemi y Finlandia es una aldea en el mundo

Pronto salgo al festival que se celebra anualmente en el mero centro de Helsinki, en el parque Kaisaniemi. Allá se reunen organizaciones no gubernamentales y diferentes activistas de las sociedad civil durante dos día para intercambiar experiencias y puntos de vista.

La ocasión también es apropiada para disfrutar de las actividades culturales y de buena y variada cocina de diferentes paises. Estuve allá el año pasado y pasamos un rato agradable escuchando también interpretaciones de artistas de renombres.

Este tipo de actividad en un contexto social hasta cierto punto negativo con relación a las diferentes culturas y por ciertos grupos políticos del país, es de suma importancia. La semana pasada, YLE, la empresa nacional de radiodifusión, publicó los resultados de una encuesta y según los mismos, la mayoría de los finlandeses consideran que no se debe insentivar a la gente en el extranjero a venir a Finlandia. Esto sin duda alguna es un signo de cierto proteccionismo.

El resultado de la encuesta es curioso en un país donde la tasa de natalidad es baja y año con año aumenta la población en edad de jubilación. Hoy tenemos en Finlandia más de 300 000 desempleados, mientras que en las oficinas de empleo hay como 45 000 puestos de trabajo libres. También hay serios problemas con la vigilancia laboral, principalmente en el ramo de la construcción. Muchos empleadores prefieren contratar fuerza laboral del extranjero para ahorrar dinero. Los pobres trabajadores son víctimas de la codicia de los empleadores y los desempleados pierden una oportunidad.

Los emigrantes que tienen su residencia fija en el país también sufren las consecuencias del paro. También en épocas de vacas gordas muchos emigrantes no consiguen empleo. Hay mucho que desear en la actitud de los empleadores. Un título universitario de una universidad finlandesa no es garantía de empleo. Generalmente el pretexto para ser descalificado es el poco dominio del finés. Claro está que cada inmigrante que quiera ser parte de esta sociedad debe aprender la lengua y valérselas económicamente por si solos. Con lo que no estoy de acuerdo es que en la opinión pública se generaliza y se habla de todos los extranjeros como si fueran un grupo homogéneo de holgazanes, delincuentes y aprovechadores de la benevolidad de la sociedad finlandesa.

Muchos inmigrantes integrados construyen esta sociedad y son partícipes en el pago de los gastos estatales y municipales de los cuales se benefician también los desempleados finlandeses. Creo que falta mucho que desear en la postura de muchos finlandeses que ven al extranjero meramente sólo como visitante y no como miembro de la familia con iguales deberes y derechos que todos. Estos que piensan así, están sobre todo en la red.

La parte de la sociedad con postura abierta y positiva no escibe en la red. Finlandia es pues un país dividido por el amor, la calma, el recelo, el temor, el miedo y hasta el odio al extranjero.

Los que bienen de fuera están alli, en silencio, y los que se atreven a decir algo son calificados de desagradecidos. Es decir, muchos olvidan que en Finlandia, ante la ley, todo ciudadano disfruta de iguales deberes y derechos y uno de los derechos es el de la palabra. Es interés de cierto grupo con objetivos meramente políticos hecer callar las voces contarias o diferentes a la de la propaganda en contra de los inmigrantes. En la red no hablan especialista ni los que trabajan con inmigrantes porque se les ataca, se les amenaza o se les culpa de traidores.

Las elecciones parlamentarias del 2011 se aproximan y día a día el tema de la inmigración cobra importancia. Parece ser que la victoria será de la xenofobia.

3 comentarios:

  1. Ana, María primero de todo quiero decirte que yo soy el nick"un chico" que te ha escrito.Hay que decir que yo tengo raices en el extranjero. Yo vivo en dos países.

    Tú expones comentarios o tesis sin argumentarlos en el artículo "El mundo visita Finlandia y Finlandia es una aldea en el mundo" en los que yo no puedo estar contigo (ya que en mi opinión tú generalizas sobre cómo es la gente en Finlandia. Siempre hay que argumentar todas las tesis). El primero de ellos, es:" en la red no hablan especialistas ni los que trabajan con inmigrantes porque se les ataca, se les amenaza o se les culpa de traidores.".Primero, lo que tú dices de los especialistas y los que trabajan con inmigrantes, no es verdad. Personalmente yo conozco a los que trabajan con inmigrantes y alos investigadores, o sea, a los especialistas que intervienen en las conversaciones de "Internet". Además yo puedo decirte que yo soy una persona que estudia lingüista en la Universidad. Mis asignaturas complementarias son la traductología,el derecho y las ciencias políticas. siempre yo he trabajado con extranjeros o inmigrantes( yo comprendo que este argumento le suena a infantil a la gente).

    La segunda tesis que tú planteas es :"La parte de la sociedad con postura abierta y positiva no escibe en la red. Finlandia es pues un país dividido por el amor, la calma, el recelo, el temor, el miedo y hasta el odio al extranjero". Esta tesis tampoco no es verdad. En la sociedad de hoy hay varias maneras de conseguir , de encontrar información. Una de ellas es la red. Es parte de la economía de mercado. Internet se ve como una manera de entablar amistad, de entablar conversación. Se ve como posibilidad, como un medio de comunicación que le abre nuevas dimensiones, nuevas perspectivas a la gente lo cual posibilita que haya gente que trabaja por una causa común y que haya gente que lucha por el beneficio de un grupo o cierto grupo. Antes de pasar al punto siguiente , yo digo que la gente sabe aprovechar muy bien las posibilidades que le ofrece Internet. Lo que nosotros hemos de hacer es infiltrar toda la información repartida por los medios de comunicación. Es más fácil decirlo que hacerlo( yo no niego eso).

    El tercer punto. Por lo que respecta a las encuestas realizadas por los medios de comunicación, hay un fenómeno curioso. Los medios de comunicación tienen peso en la sociedad, en la mente del ser humano, o sea, en cómo se forme la opinión pública en la Sociedad , pero a la vez hay 1 problema. Los medios de comunicación muchas veces no llaman la atención a las diferencias ideológicas que están en las bases políticas, no tienen en cuenta que la política sea un juego en que todos los partidos, organizaciones de interés laboral y socioeconómico y los grupos de presión participan, luchan por sus beneficios, conquistan cuotas de mercado y tienden a tomarlas en posesión por exigírselo sus partidarios.

    Otro punto a que los medios de comunicación no llaman la atención es el “campo físico”. En las ciencias políticas el concepto amplio de campo físico se refiere al liberalismo, al neoliberalismo. La idea parte, entre cosas, de una situación en que hay p, por ejemplo 300 000 desempleados y hay 30 000 puestos de trabajo libres. Cada uno de ellos puede conseguir el puesto de trabajo pero todos no al mismo tiempo. Otro ejemplo yo pienso que levantándome de la cama a las 3 de la madrugada para poder ducharme con agua caliente, pero ya no lo está si todos piensan como yo y se levantan a las 3 de la madrugada para ducharse con agua caliente. Así es en en España donde el agua está más fría cuánto más la consumimos.

    Finalmente Quiero decirte que yo no considero a los extranjeros como holgazanes, delincuentes etc., pero hay que examinar cada caso por separado porque siempre ha habido delincuencia, delincuentes, holgazanes et. en todas partes del globo y siempre los hará.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó decir que la tarea que la política tiene es trabajar por una causa cóomún, ser en beneficio fde todos, no de un grupo o cierto grupo.un chico

    ResponderEliminar
  3. Hola chico!
    me alegra que hayas tenido tiempo para escribir tu cometario. Tienes razón cuando dices que en mi artículo en finlandés, en el diario de Uusi Suomi, no expliqué bien las cosas.

    En realidad no sólamente la firmante ha planteado la idea de que a los especialistas en asuntos de inmigración se les acosa en la red. Eso lo ha afirmado también por ejemplo Ilkka Niiniluoto y Veronika Honkasalo. No creo que la jefa de redacción de Turun Sanomat invente cuando hace un llamado en su columna en nombre de la libertad de expresión. Aquí su artículo: http://www.ts.fi/online/mielipiteet/kolumni/119353.html

    Sobre la segunda tesis, en realidad están poniendo en mi boca palabras que no he dicho. Creo que las conversaciones en la red son hasta cierto punto distorsionantes del rítmo y manera de la conversación lógica entre dos o varias personas. Los comentarios en la red se prestan a interpretaciones, a veces acertadas pero a veces incorrectas, del que escribe. Creo que en la conversación (principalmente en la red)sobre los temas relacionados con los inmigrantes en Finlandia es hasta cierto punto pobre porque precisamente la opinión pública de la red está llena de mensajes negativos o positivos sobre los temas y en sy mayoría negativa. La aproximación al diálogo sobre los inmigrantes es negativa, el punto de partida sobre la adaptación de los inmigrantes a la sociedad finlandesa es en la red hasta cierto punto pesimista.

    Estoy de acuerdo contigo en que cada caso debería ser analisado por separado, pero hasta ahora en la red nadie ha tenido tiempo y quizá ánimos para hacerlo. Los periodistas, de diferentes medios de difusión, quizá por falta de tiempo, abordan los temas de manera superficial y generalizada.

    Creo que en la sociedad finlandesa, por mucho que se de la imagen de un país de alta tecnología, mucha gente no la aprovecha a como podría hacerlo. Los jóvenes están en internet y la política para los jóvenes se hace en internet y no en las calles. Los de edad más avanzada están hasta ahora entrando al mundo de la red pero aún hoy falta mucho que desear.

    La política debe de partir de un interés general y no de unos pocos. Así lo dices tú y así debería ser. La frase contiene la idea de que se hace política para unos pocos y no para la mayoría. Quizá si a la minoría se le viera como miembro pleno de la mayoría, no habría que hacer tales diferencias. Parto pues del principio de que somos ciudadanos plenos con los mismos deberes y derechos. Si cumplo con mis deberes ciudadanos es injusto que no disfrute de los mismos derechos que los demás miembros de la sociedad.

    ResponderEliminar

No te responderé inmediatamente, pero me gustaría leer tus opiniones, consejos o sugerencia.