26/12/09

Jamón y guacamol

En Finlandia, la mesa de navidad está cargada de ricos y coloridos platos. La cocina finlandesa a lo largo de la historia ha tenido influencias de los vecinos de oeste y este y hoy día de los que vienen de más lejos.

Un plato típico finlandés es el cocido careliano (cocido de carnes, cebolla y pimenta al horno). Mi suegra nos contó que todos los platos a base de cerdo son muy tradicionales así como el pescado blanco tradicional al que en Finlandia llaman lipeäkala y que sólo se come en navidad. No soy amante de ese pescado aunque sí me encantan los demás pescados conservados en diferentes salsas.

Un plato que no falta en la mesa navideña es el jamón. Hace muschísimo tiempo era solamente un plato de la alta sociedad por su alto valor económico.

El café se acompaña, entre otros manjares, con galletas de gengibre. Según cuenta la radio local, antes las galletas de gengibre se comían como medicina para curar muchos males.

Hoy día, gracias a la curiosidad y ánimos experimentativos de los finlandeses, la cultura culinaria se modifica flexiblemente según las influencias traidas de fuera y es que en los supermercados ya se venden cazuelas de batatas y en algunos hogares se degusta junto al jamón también guacamoles.

19/12/09

Navidad blanca y glögi



Ayer fuimos a Siuntio, a unos 60 quilómetros de Helsinki, la capital. Por aquellos lados habían lugares con unos paisajes maravillosos como el de la foto. Abajo (no se ve en la foto) hay un río llamado Siuntio con sus fuertes de gran atracción para los amantes de las canoas. Dicen que se pueden pescar truchas. Me quedé enamorada del lugar.

Visitar Siuntio fue una experiencia inolvidable. Hacián unos 20 grados bajo cero y en pleno sol. La gran pelota de fuego le perdio la batalla al frío del norte. Lo bueno es que no hacía viento, buen aliado del frío. Viento y frío hacen tembar hasta las costillas y las muelas. A pesar de la crueldad del clima, los niños se divierten bajando las colinas en trineos.

Los mayores hablan de "kunnon talvi", invierno verdadero y es que los anteriores han sido suaves. Soporto el frío invierno con la incomparable compañía de la familia, el fuego de la chimenea y una gran taza de vino caliente con especies, bebida típica navidena a la que los finlandeses llaman glögi.

Quieres probar glögi?
Mezcla en una caserola 1 desílitro de jugo de uva, 1 desílitro de tinto, canela, clavo de olor, cardemomo, gengibre, azucar o sirope al gusto. Calentarlo todo a fuego lento. Que lo disfrutes!

Ánimo, estés donde estés.
Que tengas una navidad calurosa y bella y,
éxitos en el año 2010!