25/1/12

Las bibliotecas públicas de Finlandia

Biblioteca de Pori
Las bibliotecas no son un fenómeno nuevo. En Finlandia, la idea de fundar bibliotecas públicas se generalizó a finales de los 1800 y comienzos de los 1900, con el despertar del pensamiento nacionalista.

Según explican en este artículo, los principios básicos eran la propiedad pública de las bibliotecas, el derecho al uso gratis para todos yel respeto de la opinión de los usuarios en la elección de los libros aofrecer.

Hoy existe en el país un número amplio, diverso y muy desarrollado de bibliotecas. Según las estadísticas, hay alrededor de 1200 bibliotecas públicas.

Nosotros, los ciudadanos, contribuimos con el funcionamiento de las bibliotecas abonando el impuesto municipal. Lo correcto no es decir que son gratis sino que no se paga para disfrutar de este servicio.

Lamentablemente, en los últimos años, algunas bibliotecas han sido cerradas en algunos pueblos pequeños, debido a reajustes económicos de algunas municipalidades. No obstante, a falta de una biblioteca fija o para ampliar la oferta, en muchos municipios circulan autobuses convertidos en bibliotecas móviles bien equipadas.

Así pues existen bibliotecas públicas o municipales, bibliotecas escolares, bibliotecas privadas en centros laborales, bibliotecas especializadas, bibliotecas móviles.

Antes se creía que Internet sustituiría a los libros. Muchos se han equivocado y las bibliotecas, hoy día gozan, de popularidad y prestigio. Toda persona puede ir a prestar libros, leer y aprender sin que tenga que pagar ni un euro.


Entrada a la sección de menores (lapset)
El material que se ofrece en las bibliotecas es de alta calidad. Hay libros, revistas, películas, discos periódicos. Los temas varían entre historia, arte, literatura, poesía, novelas, trabajos manuales, ciencias sociales, estadísticas, ciencias naturales, derechos, periodismo, construcción, veterinaria, lenguas, etcétera.
En cada biblioteca existe una sección para los menores y hemeroteca. Además en las bibliotecas hay computadoras y los que no tienen acceso a internet en casa pueden, de antemano, reservar una hora para ir a la red. En las bibliotecas de los centros urbanos más grandes existe material en otras lenguas. En la Biblioteca Central de Nurmijärvi, por ejemplo, hay algunos libros en castellano.

En la estantería de lenguas hay también cursos de español.


Claro está que el presonal de las bibliotecas influye en lo que leemos. Personalmente siempre he encontrado lo que he buscado y si en la estantería de la biblioteca no aparece el material que necesito, lo puedo solicitar de otra biblioteca.
En la pantalla, la página web de Satakirjastot. Haz clic aquí.
Cada usuario tiene su tarjeta de biblioteca y un código para Internet. Si uno no puede, por algún inconveniente, devolver el material prestado en la fecha indicada o si uno quiere prolongar el plazo del préstamo, se puede hacer a través de Internet o por teléfono.

Claro está que las bibliotecas enriquecen la sabiduría del pueblo y en Finlandia la gente lee. En este país, por lo menos se tiene posibilidad de leer y aprender, si así se quiere.

Esta es mi tarjeta y puedo usarla en 21 bliotecas de la región de Satakunta
En el reverso de la tarjeta, firmando he dicho que:
- me comprometo a acatar las normas de la biblioteca
- respondo por todo el material prestado con esta tarjeta
- avisaré sobre los cambios en mis datos de usuaria
- avisaré si la tarjeta se me pierde


Vocabulario breve / Lyhyt sanasto:
La biblioteca = kirjasto
Pública = julkinen
Municipal = kunnallinen
El principio = periaate, alku
El comienzo = alku
La propiedad = omistus
La elección = valinta
Amplio = laaja
Equipada = varustettu
Prestigio = kunnioitus, arvovalta
La sección = osastoLa estantería = hyllyt
Devolver = palauttaa
Prolongar = jatkaa
Enriquecer = rikastuttaa
La sabiduría = viisaus

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te responderé inmediatamente, pero me gustaría leer tus opiniones, consejos o sugerencia.